INICIO 
 
LA REVOLUCIÓN NO EMPEZÓ EN 1910: SEGUNDO PLAN DE TANTOYUCA, EL PRIMER MANIFIESTO COMUNISTA DEL MUNDO

Copia del plan de Tantoyuca


Capilla del rosario hecha por los primeros franciscanos en 1557

Livia Díaz


Herbert J., Nikel en su libro “Morfología Social de la Hacienda Mexicana” dice que posiblemente la ideología comunista y anarquista llegó a las huastecas, por heredad de andaluces, antes que Rosakhanaty, dado que unos indios habían redactado un manifiesto comunista anarquista en 1856.

Es el segundo Plan de Tantoyuca que se emitió el nueve de agosto de 1856 días antes, el 25 de junio, se publicó la Ley Lerdo, radical, que obligó a las corporaciones civiles y eclesiásticas a vender casas y terrenos. Cabe decir que muchos indígenas quedaron, por esto, a merced de latifundistas.

Queriendo hacer un bien, los liberales les causaron un mal a los protegidos de los franciscanos y agustinos.

Ante el panorama que planteó a los indígenas de la huasteca la propiedad de los bienes terrenales, no es de extrañarse que hayan decidido decirle al mundo que la tierra era de todos y para todos, igual que dios reparte el amor.

Tantoyuca que siglos anteriores fue sometida por ejércitos de la triple alianza, a partir de las sublevaciones indígenas, permanecía ajena a los municipios del norte de Veracruz, los vecinos de Hidalgo y sur de San Luis Potosí y Tamaulipas, que pretendían unirse en un solo estado que se llamara “Iturbide” y hacían acciones por ello.

Éstos ideales liberales, se dice en “Precursores intelectuales de la revolución mexicana (1900-1913)”, libro de James D. Cockcroft, María Eunice Barrales; estaban en guerra.

Los campesinos que firmaron el segundo Plan de Tantoyuca estaban en armas, reclamaban que sus tierras habían sido robadas por norteamericanos y ricos de la región.

Leticia Reyna en su libro Las rebeliones campesinas en México, 1819-1906, dice que “El Plan de Tantoyuca es obra de Rafael Díaz, de quien nada se sabe hasta hoy. “Acaso fue un letrado de la región que expresó, en sus principios políticos, la voluntad de crear una nueva sociedad.”

Según el material de la Biblioteca de Historiadores Mexicanos, el Plan lo firmaron Rafael Díaz, Lázaro Mendoza y Saucedo, Pedro Martín del Ángel y 270 nombres y 70 firmas, acompañan al segundo Plan de Tantoyuca.

La copia la certificó Juan Lobina en Veracruz, el 26 de agosto de 1856.

Así se levantaron en armas. Allí signan su aborrecimiento por la privatización de los modos de producción, esta fue una guerra de castas.

El informe al gobernador de Francisco Hernández en el 30 de noviembre de 1870, sobre el estado de estas tierras, da testimonio de que muy poco se había podido hacer desde 1826 por la propiedad, a pesar de verificar la división entre las mismas.

En 12 de marzo de 1869 se emite una ley, la 152 para subsanarlo.

En años posteriores al plan, de 1879 a 1883, los campesinos indígenas de la huasteca en armas sumaban más de tres mil, descritos como anarquistas y comunistas por el gobernador de San Luis Potosí, Pedro Diez Gutiérrez, que dijo que el lema de ellos era “¡Tierra para el agricultor!”

Pero bajo la ley, en Tantoyuca, la propiedad de la tierra, solo ha podido ser proindiviso a finales de ese siglo, lo mismo pasó en Chiconamel y en Chontla, mientras que en Tempoal ya se habían repartido los bienes comunales.

Aquí el que de acuerdo al cronista de Tantoyuca, profesor Héctor González Ostos, es el “Primer Manifiesto Comunista del Mundo”. El documento dice:

(“Se conserva en la transcripción, la ortografía original del texto)

TANTOYUCA VERACRUZ MÉXICO

En 1855 el Estado de Veracruz, se dividió en Departamentos y nuevamente en Ozuluama se efectúa en el mes de Diciembre un pronunciamiento para insistir en la creación del Estado Huaxteco pero este no prosperó, esta inestabilidad la aprovecharon los Conservadores para apoderarse de la Huaxteca y tiene como consecuencia la rebelión de los indígenas bajo el siguiente PLAN. “ En la Villa de Tantoyuca, a los nueve días del mes de Agosto de 1856 reunidos en La Garita del interjérrimo patricio C. Rafael Díaz, las clases oprimidas de obreros, indígenas y proletarios, para mejorar sus condiciones, han proclamado el siguiente:

PLAN

Considerando que habiendo podido tener otra base, la propiedad en un principio y la usurpación; la tierra es de todos los hombres, por consiguiente, todos deben de gozar de ella como la luz del sol, como el aire que respiran, porque es ridículo que, unos no tengan ni un palmo de tierra, y otros, miles de acres, que, además, existiendo en el grupo social ciertas especies de vampiros sedientos de sangre de los pueblos, y, cuya feroz avidez jamás satisfecha, hablamos de los capitalistas, es intolerable, que unos hombres nadando en oro, cuando otros, no tienen ni un ochavo en su bolsillo, que siendo opuesto a las leyes de la naturaleza, esa propiedad se extiende hasta sobre las mugeres, porque las hembras de los animales no pertenecen a ningún macho, que cuando la vista de una mujer necesita nuestros deseos, es absurdo que venga su marido a prevalecerse de sus derechos y prohibirnos que nos acerquemos a la que amamos, para regenerar la sociedad y hacer de ella modelo, proclamamos y juramos sostener los artículos:

1º.-Declaramos guerra a muerte a la propiedad, para que quede por consiguiente la tierra de todos los hombres para que gocen de ella a su gusto.

2º.-También la declaramos a los capitalistas, para que sus tesoros sean repartidos hermanablemente o que se entreguen al depósito común.

3º.-Todas las mujeres son comunes, y sus hijos, serán atendidos por la comunidad o el estado, hasta la edad en que puedan sostenerse por sí solos.

4º.-Habrá corporaciones en todos los pueblos, nombradas popularmente, y, las diferentes necesidades de cada localidad, determinarán el número de las secciones de éstas.

5º.-Habrá secciones de sastres, de zapateros, de médicos, etc. Etc. Para que un vestido cuando sea juzgado demasiado maduro o unos zapatos hayan hecho demasiado servicio, sean repuestos en su totalidad, sin pago de ninguna clase; pues todas las necesidades será, satisfechas, por consiguiente, el dinero será un mueble inútil, se pondrá en caja o solo se empleará en comercio exterior.

6º.-Todos participarán de los placeres como de los trabajos.

7º.-Ningún ciudadano será dispensado del servicio militar, a menos que sea cojo, manco, jiboso, o tenga defectos análogos de constitución, las mismas mujeres tendrán libertad para alistarse en ese servicio.

8º.-Se pasará copia de este plan, para que, generalizándose, sea secundado en todo el mundo.
2011-03-04 00:58:41
 
 
Noticias Anteriores